viernes, 14 de marzo de 2008

Universidad y conocimiento

Mi colega de Filosofía Daniel Inneraty me ha regalado unas joyas:

"El saber no ocupa lugar, lo que ocupa lugar es la acumulación de información".
"En la Universidad no buscamos soluciones, sino que problematizamos las soluciones".
Kirkegard decidió estudiar filosofía cuando comprobó que la gente siempre estaba para solucionar problemas a los demás: llevarle un café, acercárles los alimentos, mantener sana a la población, etc. Por eso, es necesario que alguien en vez de solucionar los problemas, problematice las soluciones que tomamos.
"Lo importante en la Universidad es llevarse bien con la ignorancia, con la duda". Para luchar contra la ignorancia, interdisciplinariedad, no sentirse solo.

En suma, el profesorado universitario somos una pandilla de incompetentes porque no solucionamos los problemas de la sociedad sino que problematizamos las soluciones. En realidad, señala Inneraty, la Universidad custodía aquellos problemas que la sociedad decide aparcar porque son muy complejos o no tienen una respuesta definitiva.

1 comentario:

Alumnator dijo...

La base de la civilización es, en efecto, la duda razonable, poner en tela de juicio cualquier teoría o ideología.

Por eso la civilización occidental está en crisis, porque cada vez somos menos cabras montesas y más ovejas de rebaño. Pastamos donde nos manda el pastor con la ayuda de sus perros.

Y yo, a veces, mientras pasto, atento siempre a uno de los perros, que me tiene manía, miró en lontananza y veo entre los riscos del monte una cabra que salta entre las rocas en busca de alimento. Y me digo: "pobre diablesa, lo que tiene que esforzarse para conseguir el alimento que a mí me sobra". Y, luego, de madrugada, cuando oigo los balidos de los corderos que van al matadero, pienso en la cabra y sonrío: ella morirá peleando por el territorio, a garras de una rapaz o despeñada por un barranco.

Y su carne servirá para que se alimenten otros seres libres como ella, mientras que la mía será envasada al vacío y vendida en el Carrefour a las hordas consumistas que igualmente pastan donde les dice su pastor.

Saludos
Alumnator