lunes, 17 de noviembre de 2008

Direcciones de Centro

Me resulta curioso comprobar como una entrada referida genéricamente a la innovación, ha tomado un derrotero relacionado con la dirección de los Centros escolares y cómo ésta debería ejercer un papel de liderazgo en la innovación.

Por eso copiaré directamente el comentario de Raquel por si alguno no ha tenido la curiosidad de mirarlo:
"Un centro educativo es muy complejo y el dinero no es un factor único y tampoco fundamental para un buen funcionamiento. Uno de los factores clave es/son las decisiones que se realizan dentro de un centro educativo. Para eso está la dirección. Un director con su equipo tiene que saber planificar lo que desean para el centro educativo, luego organizar, coordinar los recursos y dirigir a toda la comunidad educativa. Pero todo esto no podrá hacer nunca sin apoyo y compromiso de todos los profesores, los padres, los mismísimos alumnos,... (todos son responsables) Entonces...para ello el director tendrá muy en cuenta las expectativas de cada uno de los profesores y también del resto...

Así habrá pasión y curiosidad por todas partes, por lo que la innovación sería posible. Por último todo ello llevará a que el centro educativo consiga sus objetivos y hacia también el cambio, que siempre es necesario ya que la sociedad también cambia (tener muy en cuenta el contexto, como hemos visto en la clase)

Si todo eso suena utópico, me da igual, prefiero creer en ello y se hará realidad.

¿Para qué sirve la utopía? Para eso, para caminar, para esforzarse, para luchar. Para luchar por ella."

2 comentarios:

Raquel dijo...

Hombre, menuda sorpresa, Enrique ¡Gracias!

Quería comentar al doctor que al leer su comentario veo que se me había olvidado una función clave del director, CONTROL (o EVALUACIÓN, mejor dicho) de todo lo realizado. Puede ser de manera anónima y así nadie se sentirá molesto pero todos conoceremos los resultados para ver si avanzamos o no y si es necesario modificar alguna acción hacia nuestros objetivos.

Ya sé que la realidad es otra cosa, por eso dije lo de la utopía. Con vocación, pasión lo vamos consiguiendo. Poco a poco, se van apuntando más profesores y los que no tienen ninguna vocación para no quedarse excluidos también participarán en nuestras ideas y decisiones (aunque cueste mucho tiempo, quizá varios años)

Por supuesto las decisiones son del claustro pero el director ejercerá un papel importante(convencernos, justificando las causas, etc.). En fin que todo es complicado... pero hay que intentarlo, ¿¿no??

Todo eso lo he aprendido en clase de Modelos de Gestión (también desde mis conocimientos previos). Y al leer la anterior entrada me acorde de esto, por eso lo comente, jeje. Ahora estoy leyendo un artículo sobre la innovación donde se habla sobre el papel de los directores. Otro artículo que leeré es sobre el liderazgo. A ver qué tal.

Por cierto, Enrique, el gatito de la foto es precioso pero no es mío, jejej, aunque su propietaria se llame como yo y que yo tenga los mismos ojitos que ese gatito. ¡¡Creo que en el mundo somos siete Raqueles con los mismos apellidos!!

Me encantaría ir algún día a diferentes colegios a conocerlos. Uno de ellos sería el C.P. Tío Jorge porque el mismo drsolaris habla bien de este cole. ¿Me/nos puedes contar un poco más sobre este colegio, doctor? Otra cosa, ¿no te llegaron mis comentarios, uno de ellos sobre lo que hemos comentado sobre la frase de Molina?

Pues nada, os deseo a todos una feliz semana y... mucha pasión y curiosidad para todos!

Dr_solaris dijo...

Detallazo eso de poner el comentario de Raquel...
La verdad es que soy más escéptico...será que me estoy haciendo mayor..jeje
Pero sí, debería seguir existiendo una utopía como objetivo...para seguir intentándolo, como dice Raquel..

En referencia a lo que dice Raquel...el Tío Jorge, es un centro que funciona...es de los pocos que tienen a profes de universidad metidos en sus aulas haciendo investigaciones (Rafael Escolano está aplicando unas investigaciones en matemáticas, con un grupo desde hace un par de años...).

Ya os contaré más...
Sí, Raquel, me llegaron tus comentarios de la frase tremenda del "Moli".