jueves, 23 de septiembre de 2010

Mi amigo el ateo


El otro día mi amigo que oscila entre el agnosticismo y el ateísmo radical tuvo que ir a misa - funeral. Como se aburría con la cantinela de estimulo - respuesta que aprendió cuando era niño; comenzó a pensar:
- Y si Dios existe, ¿me condenaré?
- Si Dios existe será un ser inteligente, comprensivo y magnánimo. Y por tanto, perdonará a quienes han sido soberbios y estúpidos en pensar que Dios no existe.
- Si Dios existe pero no es comprensivo, magnánimo ni inteligente; no merece la pena en creer en una persona con esas características, aunque exista.


Yo al escucharle, me pareció más convincente que el cura que seguía con su letanía.

2 comentarios:

Rosa dijo...

Una de las cosas que me recalcó hasta la saciedad un cura de los que en su momento podía considerarse "rojo" y progresita fue que Dios es infinitamente misericordioso, así que,caso de existir, seguro le perdona.

Vicki dijo...

Interesantes reflexiones, os recomiendo el libro de David Safier "Maldito karma", es divertido, inteligente y hace cuestionarse estos temas.