martes, 29 de noviembre de 2011

Asertividad y pets

8:30 a.m. Camino hacia mi trabajo y observo a una señora que sale de un portal con una mano ocupada con una silla de bebe con dos niños, en la otra mano tira de un perro.

8:31 El perro se dirige a hacer su meada habitual al árbol de todos los días, pero el alcorque está ocupado por varias bolsas de residuos. El perro, de dimensiones importantes, hace su meada sobre las bolsas.

Mi cabeza piensa en las consecuencias:

a) el empleado de la limpieza deberá recoger las bolsas con los restos de pipi del cane que podrán contener alguna otra mascota nada beneficiosa para la salud del barrendero o barrendera. Si se trata de barrendera pudiera ser que estuviese embarazada.

b) ¿Por qué la dueña del perro no le señala asertivamente que debe cambiar de alcorque? ¿ La dueña del perro y madre de los gemelos será asertiva con los gemelos o mantendrá un comportamiento similar al que mantiene con el perro?

No decimos que NO, ni a las mascotas, y luego nos lamentamos de la mala educación, de que los jóvenes sólo entienden de derechos y de ninguna obligación.

La libertad de uno finaliza donde comienza la libertad de los demás, al menos así me lo enseñaron en mi adolescencia. Actualmente, lo importante es conocer tus derechos, aunque sean compartidos con los demás parece como si sólo cada uno tuviera la propiedad de los mismos.

No hay comentarios: