viernes, 21 de septiembre de 2012

25 años: 1987-2012


Queridos profesores, compañeros y compañeras:
Hoy nos hemos reunido de nuevo en esta Facultad, para celebrar que hace 25 años finalizamos nuestros estudios de profesores de EGB, especialidad, Educación Preescolar. Unos estudios que iniciamos, una vez superado el examen de ingreso específico,  con gran ilusión y vocación.
Seguro que cada uno de nosotros guarda en su memoria recuerdos entrañables de estos tres años en los que fuimos creciendo como personas, compañeros y educadores.  ¿Quién no recuerda las clases de Pedagogía , de Psicología Evolutiva, de Tecnología, de Terapéutica..? Y ¿las clases prácticas de Plástica: los bodegones, comics y manualidades que fuimos realizando con mayor o menor arte y destreza? Y qué no decir de las horas de ensayo que dedicamos a aprender a tocar la flauta e intentar entonar con gracia y armonía a dos voces “el tilo que sombrea la casa en que nací…”. Y por fin …las esperadas prácticas escolares que realizamos en nuestro último año de formación,  la ilusión y el entusiasmo con los que vivimos estos meses en los que nos estrenábamos en nuestra labor de educadores y en los que  cada día recibíamos de nuestros alumnos más de lo que nosotros éramos capaces de entregar.
Tres años de convivencia, de formación,  en los que fuimos forjándonos como maestros y preparándonos para poder desarrollar en un futuro nuestra vocación: la educación.   
Posteriormente, circunstancias de la vida, hemos recorrido diferentes caminos profesionales.  Algunos hemos tenido la gran suerte de poder ejercer como maestros, otros  desarrollamos también con entusiasmo  otras labores profesionales, pero seguro que lo que nos une es la vocación de ser educadores allá donde estemos: enseñar a ver, ayudar, orientar, conducir sin manipular, aprender, siempre aprender, despertar la curiosidad, ilusionar, instruir,…ser generadores de vida , sembrar para que otros recojan

No queremos terminar este acto sin dar las gracias a nuestros profesores, a los  que hoy nos acompañan: Don Enrique García, Doña Rosa Domínguez, y Doña Teresa Ramos, doña Mª José Gil;  y a todos los que nos ayudaron a crecer en este camino tan apasionante que es la Educación.

También es momento de recordar con cariño a todos los compañeros que hoy no pueden estar con nosotros por diferentes motivos y sobre todo, hoy también tenemos presentes a aquellos que nos han dejado, pero que permanecen en nuestra memoria y en nuestro recuerdo.

Y ya por último, leeros un poema de la Madre Teresa de Calcuta que resume lo que en esencia es nuestra labor:
"Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.

Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.

Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.

Sin embargo...
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado."


Que sepamos hoy también recordar lo vivido y celebrar la oportunidad que nos brinda la vida de reunirnos de nuevo.


                                               Zaragoza, 15 de septiembre de 2012

No hay comentarios: