lunes, 25 de abril de 2016

Currículum por etapas


Elaborando el pacto educativo de Aragón, me he presentado voluntario para definir el currículum por etapas educativas, éste es el resultado que espero os invite a reflexionar y que me podáis ayudar a conocer vuestra opinión y vuestra visión, coincidente o discrepante, en cualquier caso enriquecedora.
Comienzo con la definición que da la RAE

“Conjunto de estudios y prácticas destinadas a que el alumno desarrolle plenamente sus posibilidades”. (R.A.E.)

Infantil:
El cambio de denominación de preescolar a educación infantil vino a resaltar el carácter educativo y no meramente asistencial de este periodo. Es un periodo importante en tanto que significa la atención temprana a aquella ciudadanía que no ha nacido en un ambiente rico cultural y emocional; por eso, es el instrumento para la igualdad de oportunidades que no debe olvidarse como fin de la educación.

Primaria:
La educación primaria, como parte de la educación básica y obligatoria,  es la que proporciona el contenido fundamental de conocimientos, valores, actitudes y de saber hacer de los que todos deben poseer para su propia autorealización y para integrarse en la sociedad.
Promueve la adquisición de las competencias básicas tales como la lectura, la escritura y el cálculo; pero también otras relacionadas con el aprender a aprender y todas las referidas al mundo de las tecnologías del aprendizaje y el conocimiento: buscar información, saber expresarse e intercambiar esa información para convertirla en conocimiento

Secundaria obligatoria:
Este periodo forma parte también de la educación básica como lo es la educación primaria, por tanto, debe continuar el proceso formativo iniciado con la Primaria.
Este periodo debe ser comprensivo por cuanto se dirige a toda la ciudadanía y sólo debería diferenciarse en el cómo se adquieren las competencias que todas las personas deben adquirir como mínimo. Es decir, una comprensivo dado que incluya los diferentes intereses, motivaciones y aptitudes de esa etapa de desarrollo.
“En esta etapa, los objetivos básicos transcienden el ámbito de lo estrictamente académico e incluyen como aspectos esenciales los relativos a la capacidad para el análisis y la  resolución de problemas reales, la adquisición y el ejercicio de un espíritu crítico y creativo, el desarrollo y la práctica de hábitos de cooperación ciudadana, de solidaridad y de trabajo en equipo”. (Proyecto para la reforma de la enseñanza. Madrid, MEC, 1987)

Bachillerato:
El Bachillerato es la etapa que se encuentra entre la educación básica y las enseñanzas superiores. Enfrentada a la formación profesional, el bachillerato se ha convertido en una preparación, en un paso propedeútico, para la Universidad y otros estudios superiores incluidos la Formación Profesional de Grado Superior.


Formación Profesional:
La Formación profesional se dirige a la preparación de la ciudadanía en aquellos aspectos que el sistema productivo precisa desde el punto de vista técnico. Precisa de una capacidad de flexibilidad y de adaptación para adaptarse a los cambios tecnológicos que se producen en la sociedad actual. Por otra parte, la formación profesional debe integrar el mundo educativo y el mundo laboral: los centros integrados donde confluyen la formación profesional, la formación continua y la formación ocupacional debería ser la tendencia en la que se debe seguir avanzando a través de la coordinación de los diversos departamentos implicados.

1 comentario:

yaiza miranda gonzalez dijo...

Silvia
El planteamiento didáctico por etapas está muy bien, lo que no podemos dejar de lado es que, a partir de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), solo entra en juego lo estrictamente académico, desde mi punto de vista como futura pedagoga, creo y debo que los valores, así como las emociones no se pueden dejar de lado, es a partir de estas etapas cuando nos encontramos con los verdaderos problemas a los que se enfrenta la escuela.