martes, 11 de marzo de 2014

Espacio de Aprendizaje

El otro día vinieron Purificación García Notivol y Rosa Royo, del equipo directivo del Colegio Educación Personas Adultas "Concepción Arenal" de Zaragoza para hablar de la realidad de la educación de adultos.

Lo primero que me sorprendió fue la primera diapositiva:
ESPACIO DE APRENDIZAJE, DE RELACIÓN Y DE PARTICIPACIÓN.

Ahí es nada. Nos hablaron de cifras y de realidades, pero , sobre todo, nos hablaron con pasión, con entusiasmo a pesar de sus 25 años en el mismo Centro. Pero su profesión les gusta, era evidente.

Nos contaron que ha cambiado el tipo de estudiantes predominante: en 2001, la moda era de 30 a 39 años; mientras que en 2012, la moda se ha rebajado de 20 a 24 años. Pero la ESPA, no es la ESO: educación secundaria para personas adultas no Obligatoria.

También nos indicaron cuáles eran las principales dificultades de aprendizaje que provienen de la falta de hábito de estudio, de la falta de conocimientos de gramática española, lo que dificulta el conocimiento del inglés; de la ausencia de una cultura del esfuerzo.

El inglés y la Física y Química son las materias "coco", las difíciles.




1 comentario:

elisabet ruiz dijo...

Sinceramente creo que cualquier profesión si se hace con pasión tiene mas probabilidades de conseguir mejores resultados que si no lo hace. Pueden haber profesores magistrales que expliquen de tal forma que enganchen a sus alumnos y consigan muchos mas resultados que otros que utilizan otras metodologías y es que el secreto es la pasión. Un docente que se le note con pocas ganas, que no se implique con sus alumnos ni se preocupe por ellos, que no le guste su trabajo en definitiva no puede hacerlo bien, no va a mejorar el aprendizaje de sus alumnos sino que estos pasaran por sus clases de puntillas, no se implicarán ni prestarán atención.
En definitiva creo que si una persona no le gusta su trabajo, si no siente pasión por su labor no debería dedicarse a ello y más aun si de la educación se trata pues trabajamos con personas y jugamos con su futuro.