viernes, 26 de noviembre de 2021

FIESTA sorpresa

LUIS va a cumplir 50 años y se debate en la duda de celebrarlo por todo lo alto o no celebrarlo, quizás un viaje familiar, un viaje con Cris o un viaje con los amigos.


En ese momento, Cris comienza a pensar en una “fiesta sorpresa”. LUIS dice que “No quiere celebrarlo”, CRIS respeta su decisión pero sigue maquinando.



LUIS cambia de opinión, ahora dice que SÍ va a celebrarlo y CRIS le anima a elaborar una lista de amigos.

El tiempo va pasando, la fecha del cumpleaños (19-01-19)se aproxima y LUIS tarda en elaborar la lista. CRIS sigue firme en su idea de Fiesta Sorpresa y está compartiendo con su cuñada cómo podrán hacerlo.

CRIS elige el restaurante de un conocido y le implica en la trama: RAMÓN, el propietario, deberá decir que sí a todos los requerimientos de LUIS pero deberá decirle que el día 19/01 no puede ser porque ya tiene todo ocupado y que deberá pasarlo al sábado siguiente 26/01.


Finalmente, LUIS enseña la lista de invitados a CRIS que ella mira descuidadamente, pero cuando él no se da cuenta la fotografía para poder citarles para la fiesta sorpresa.


LUIS va lento en la convocatoria porque tiene tiempo hasta el día 26 pero CRIS tiene una semana menos y empieza a llamar a los invitados (algunos no los conoce, de otros no tiene el teléfono, a la mayoría LUIS todavía no ha contactado)


CRIS llama se presenta y les dice que LUIS los va a invitar para el día 26/01 y que ellos deben decir que sí, pero en verdad, la fiesta será el 19/01. Si alguno tiene alguna duda, no debe llamarla a ella sino a su cuñada para evitar llamadas sospechosas en presencia de LUIS.

CRIS comienza a compartir su trama con su hija FANY.


CRIS acaba de llamar a todos los invitados, cuando LUIS le dice: “He pensado en borrar alguno de la lista”, CRIS defiende a todos los que había en la lista con diversos argumentos. “Total por uno o dos más”. CRIS sabe que ha avisado a todos porque están con un tic.


CRIS les envía un Whatsapp para que hagan un video de 1 minuto felicitándole pero que lo envíen al gmail de su cuñada.


CRIS borra de su teléfono los teléfonos de los invitados para “borrar pistas”.


Dos días antes CRIS envía un recordatorio con la hora y el lugar del restaurante. LUIS llegará a las 13:30.


El día 19, CRIS ha dicho que irán a comer juntos la familia: LUIS, CRIS y los niños FANY y ANDREA a otro restaurante cercano.


RAMÓN, el propietario del restaurante, decide hacer una improvisación y le manda un mensaje invitándole a un ficticio “aniversario del Bar” para el día del cumpleaños. 

Mientras RAMÓN le lee el mensaje, CRIS aguanta como puede pero FANY que está presente, pone caras de susto, sorpresa, de ¿cómo salimos de ésta? LUIS dice que no va a ir a esa Fiesta aniversario pero CRIS le dice que sí, que será divertido y que luego por la noche se van a bailar y los chicos que se vayan al cine con sus amigos. FANY apoya la propuesta de CRIS


CRIS, en presencia de LUIS, llama al otro restaurante (ha marcado un número de una amiga de CRIS, que ha contactado con ese restaurante para ponerles sobre aviso por si LUIS decidía verificar la reserva de CRIS ) para decirles que no van a ir. 


Finalmente, llega el día 19 y todos muy guapos se dirigen al restaurante, aunque ANDREA, el hijo de LUIS, debe ser empujado por CRIS ya que como siempre está llegando tarde.


En el restaurante, la cristalera está cubierta la cristalera y dice LUIS: “Para celebrar el aniversario han tapado porque es una fiesta sorpresa”.


Dentro una masa “canta cumpleaños feliz” cuando entra por la puerta.



miércoles, 24 de noviembre de 2021

Convivencia Cantatutti

 Convivencia cantatutti.- Jaca 12 -15 de noviembre de 2021 

El coro Cantatutti ha realizado una reunión de convivencia fuera de Zaragoza para afianzar el trabajo que semanalmente (martes y jueves) realiza. Pero sobre todo para que el alejamiento del entorno, del trabajo, de la familia, favorezca el acercamiento entre los diferentes miembros del grupo que incluyen personas de diferente género, capacidad, estudios, nacionalidad y edad.


Los coros como los equipos de fútbol, además de tener un “Messi” necesitan  de que todas las cuerdas vayan a UNA porque de otro modo no es un coro, sino que es un grupo de personas cantando,  como proclama nuestro director.

Algunas cifras y datos del encuentro:

Han asistido sesenta y ocho personas, 22 hombres y 46 mujeres. Los más numerosos los jóvenes entre 18 y 25 años. La mitad son personas nuevas que se han incorporado este curso al Coro

Pertenecen a nueve nacionalidades distintas de cuatro continentes: china, italiana, alemana, canadiense, coreana, francesa, ghanesa, rumana, además de la española.  Sin olvidar, a aquella persona que por el origen de sus progenitores y de su experiencia vital la relacionan con tres continentes.

Agenda:

La agenda está apretada. El viernes, una hora antes de cenar, se destina a cantar para ir recibiendo a los participantes. Después de cenar un “ratito”, un par de horas, con dinámicas de grupo para conocerse y romper hielos.

El sábado contempla ocho horas de trabajo:

Comienza con un “cariñoso” despertar a las 7:30 a base de tambor para desanimar a cualquiera a permanecer bajo las sábanas en brazos de Morfeo.

A las 8:00, la agenda indica Good Morning pero debería ser Cold Morning porque ha consistido en salir a correr-caminar por los parques de Jaca con una temperatura de tres grados centígrados. Los ciervos de la Ciudadela nos observan sorprendidos al ver a ese numeroso grupo de animales-personas a esta hora tan temprana.

Sirve para que Susana Carrasco nos dé un clase de aerobic y para que Bruno López de una lección de historia del Arte en la Catedral.

A las 10:00, después de desayuno y aseo, seguimos con el trabajo que contempla: 

- Despertar vocal

- Trabajo por cuerdas

- Trabajo con los gestos de la lengua de signos.

- Y trabajo todos juntos.

Por la tarde, después de comer, no hay siesta sino que volvemos a ensayar de forma separada los chicos y las chicas durante dos horas. Una canción cada hora. Para finalizar en la tercera hora de trabajo todos juntos. Hemos aprovechado para grabar nuestras canciones aunque, como suele ocurrir, la versión que mejor hemos interpretado no estaba preparada la cámara. La repetición ha salido bien pero no mejor que la que estaba grabada.

Al finalizar, Borja Juan, nuestro director, ha agradecido a Carmen Dieste que nos acompañó con el piano;  a las profesoras Iciar Nadal y Belén López que también han estado trabajando con los grupos. A la asociación con su presidenta Alexandra Hususan que organizó todo el operativo. A Lucía Muñoz y Alexandra Hususan que trabajaron la Lengua de signos.

Igualmente, nos ha felicitado a todos por nuestro trabajo de concentración y que, a pesar del cansancio, lo hayamos dado todo, no haya habido quejas y que el entusiasmo se ha difundido.

Le hemos devuelto las gracias con un aplauso. Si un coro precisa del trabajo coral, también necesita de una dirección que ejerza un liderazgo amable, entusiasta, imperceptible, optimista, único

El despertar del domingo por la mañana fue más duro ya que el sábado noche y la juventud de los cantatutti eran un coctel perfecto para alarga la madrugada. Pero a las diez y diez, un ligero retraso, estábamos de nuevo en el salón de trabajo. Después de las tareas de ayer, hemos dedicado a repasar algunos detalles de algunas de las piezas. Han sido siete canciones ensayadas con sus respectivos gestos, siete canciones para el repertorio.

Después de comer, vuelta a casa cansados pero con la satisfacción de haber alcanzado los objetivos.



Pero la inclusividad, la multidiferencia exige del respeto, de la solidaridad, de la comprensión, de la preeminencia del bien común por encima de la individualidad y de los “derechos” de las personas. Porque un coro inclusivo respeta a la individualidad pero los integrantes deben respetar al coro porque sin el canto coral no hay desarrollo personal.

Somos un colectivo numeroso y la convivencia ha servido para poner en marcha un comité de personas mediadoras porque somos muchos y porque la pandemia ha dejado nuestras cabezas un poco trastocadas.


lunes, 22 de noviembre de 2021

Cantatutti

En mi anterior entrada, indicaba que me he apuntado al Coro  Cantatutti, una iniciativa de la OUAD (Oficina Universitaria de Atención a la Diversidad) y de la Facultad de Educación que tiene tradición en los dos aspectos que confluyen en este coro:

- La formación del profesorado  en educación musical a través del Grado de Maestro de Educación Primaria (mención o especialidad de Educación Musical) desde 1990 y en el Máster de Profesorado de Secundaria desde 2009

- La atención a la diversidad y la educación inclusiva. Desde 1978 se imparte la especialización en educación especial con diferentes denominaciones según ha establecido la legislación.

Cantatutti no es solo un coro que canta sino que también habla el lenguaje de signos para las personas con disfuncionalidad auditiva. Pero el propio coro es inclusivo, las personas con alguna discapacidad, -y todos tenemos alguna-, tienen sitio en este coro. Solo se precisa ganas de trabajar para entonar, para no desafinar, para no desentonar en un grupo de 112 personas que van y vienen, que vienen y van. "Porque todos somos diferentes"

En resumen, es un proyecto de ambición, esperanza, ilusión, optimismo y universalidad para que muchas personas realicen sueños de desarrollo vital.