martes, 5 de noviembre de 2013

Flamenco

Quería ir a un tablao no para turistas, aunque esa noche al público le faltaban fuerzas para tocar palmas o jalear a los artistas: el guitarrista, la cantaora y la bailaora; Luis, Rudy y Almudena.

Un local reducido, junto al Darro. Parecía un aljibe.

Y el nombre atraía a un aragonés y alguien que le gusta el subrealismo: Le chien andalusie. Recordando el film de Luis Buñuel.

Local de una asociación cultural que pretende que el flamenco esté entre lo popular y lo selecto.

video

No hay comentarios: