martes, 7 de mayo de 2013

A propósito de la LOMCE

En la presentación de la nueva página web de Cuadernos de Pedagogía, el profesor aragonés Gimeno Sacristán decía que :

Las reformas son una ceremonia de la confusión.

Y que en la LOMCE se apreciaba:

a) la mano de la Iglesia Católica
b) una derechización y conservadurismo fruto de las políticas neoliberales, que contaba con el apoyo de un significativo grupo de profesorado.
c) un rechazo a la denominada "pedagogización" de la LOGSE

En cualquier caso, en la LOMCE existe una tendencia patológica por el control. La palabra evaluación aparece más de un centenar de ocasiones, mientras que el término aprendizaje no aparece.

Nosotros ya hemos analizado esta cuestión en otras ocasiones:

- Valoración de la Conferencia de Decanos de Facultades de Educación
- El preámbulo de la primera ocasión.
- Reflexiones de hace un año  sobre los miércoles.

2 comentarios:

Virgy lormart dijo...

No podría estar mas de acuerdo con esta entrada. Yo también doy mi NO a esta nueva ley de educación, si es que se le puede llamar así. Como futura pedagoga, se deber luchar por una educación que vele por esta y las siguientes generaciones, que nos haga participes de una democracia real y que nos enseñe cuales son nuestro derechos y deberes. Una ley como la LOMCE, que convierte y trata a los ciudadanos como marionetas, fáciles de manejar y que no cuestionan nada. Una ley así, que clasifica, provoca segregación, rechazo, discriminación entre iguales no deber ser permitida ni aprobada. Se debe luchar por avanzar y mejorar, no por desandar todo lo andado hasta ahora

Victoria dijo...

Esta es la cruel realidad. Es llamativo que una ley de educación se centre solo en evaluar, evaluar y evaluar olvidándose de la enseñanza, de la pedagogía...

Deberían mirar un poco hacia los países de Europa que mejor educación tienen y copiar o adaptar algunos de esos modelos porque el que pretende imponer la Lomce no se parece a ningún modelo europeo.