viernes, 20 de enero de 2012

Propuestas para la Escuela 2.0

Hubo un tiempo en el que se estudiaba y analizaba la conveniencia de la introducción de las TIC en las escuelas; hoy la cuestión es defender esas escuelas de los recortes para tener, al menos, lo logrado hasta el momento.
Pero como hicimos este estudio, voy a comentar lo que proponemos para el día que la escuela pública y su futuro esté garantizado.
Las propuestas se dirigen a los políticos, a los centros educativos, al profesorado, a los estudiantes y a sus familias. No se puede afirmar que se trata de un orden de amplitud, ni de jerarquía ya que unos y otros se relacionan con criterios diversos en espacios y momentos diferentes.
Administración educativa.-
Si bien las políticas educativas son fruto del pensamiento, de la consideración que una sociedad otorga a su sistema educativo; las propuestas señaladas en este apartado se dirigen a la Administración educativa.
Creación de un “observatorio de las tecnologías” que detecte las nuevas necesidades e haga un seguimiento del devenir de la introducción de las tecnologías en el proceso de enseñanza - aprendizaje.
Esas necesidades no sólo son de carácter tecnológico, de conocimiento de programas, de cómo se utilizan sino que entendemos, una vez analizado datos y debatido nuestras observaciones, las necesidades también existen en el ámbito metodológico. Las herramientas de la llamada web 2.0 o redes sociales ofrecen unas potencialidades como instrumento de transmisión de conocimiento, como herramienta comunicativa y didáctica que el profesorado debe conocer y acomodar a su práctica docente, a su orientación didáctica, a la realidad contextual del Centro.
Por tanto, además de la inversión en programas, se precisa formación para que el profesorado se abra a nuevas perspectivas metodológicas, diferentes a la función transmisora e instructiva realizada hasta el momento. Cita de wolton de mi blog
Los problemas técnicos deberían ser resueltos por profesionales ad hoc, ya que detraen tiempo y energías a los responsables del programa “Ramón y Cajal” en los Centros de las que son sus verdaderas funciones: dinamizar y ayudar al resto del profesorado en la utilización de las tecnologías en el aula con fines didácticos para la mejora del rendimiento escolar.
Igualmente, en lo que se refiere a cuestiones técnicas convendría solicitar la resolución del problema del rendimiento y durabilidad del sistema de alimentación. Las baterías se agotan en poco más de una hora y después de un año se encuentran en situación de ser reemplazadas.
Otra cuestión que, si bien corresponde al ámbito de autonomía del Centro, podría recomendarse  es que las dotaciones de ordenadores no se asignasen a un solo curso o aula ya que se restringe el número de beneficiarios, además de fomentar una metodología individual, que se encuentra muy alejada de las tendencias de las redes sociales informáticas y de los planteamientos metodológicos colaborativos tan necesarios en la sociedad actual. Así, con los 24 ordenadores que se dota a un aula (en la relación un niño – un ordenador) podríamos dotar a cuatro aulas con 6 ordenadores, lo que permitiría tener una relación 4:1 en la que los grupos de alumnos podrían disponer de un ordenador y no todos debería estar trabajando al mismo tiempo con los ordenadores.
Finalmente, conviene pensar que la generalización y extensión a otros Centros, más allá de las experiencias piloto, exige contar con las reglas de difusión e implementación de las innovaciones, es decir, comunicarla con claridad, procurarla hacer compatible con las prácticas docentes existentes y resaltar el beneficio para profesores y alumnos que supone la utilización de las herramientas 2.0 en el espacio escolar.
Centros.-
Indudablemente, la introducción de las TIC altera la organización espacial y temporal de los Centros. Se precisa compartir los espacios como es la sala donde está la pizarra digital o bien cambiar un aula para no tener que desplazar los ordenadores de un piso a otro. Igualmente, las exigencias de actividades más prolongadas que la clásica hora para cada área curricular o la realización de actividades interdisciplinares y globalizadas pueden invitar a alterar los horarios tradicionales.
Por tanto, hay que ser flexibles con la organización espacial y temporal de los Centros que deciden poner en marcha una innovación acompañada de las TIC.
Pero tampoco debemos poner al ordenador en el punto central de nuestras Escuelas como hemos puesto la televisión en el punto central de nuestras casas. El ordenador es una tecnología más, como los libros, como los objetos, como los mapas, como los esqueletos, etc. El ordenador es una herramienta de aprendizaje, pero no tiene que ser una tecnología impuesta, sino que surja de forma natural.
Profesorado
Se decía en la revolución escolar de la II República española que el magisterio eran los sacerdotes de la nueva reforma.
“Allí donde se encuentra un educador, se encuentra un revolucionario también […] Urge crear escuelas, pero urge más crear Maestros. El Maestro ha de ser el artífice de esta nueva Escuela, capacitar al Maestro para convertirlo en sacerdote de esta función”[1]
 Igualmente, en el documento para el debate de la LOE se refería a “El imprescindible papel de protagonista del profesorado”
Por tanto, siempre y en toda circunstancia de cambio y de reforma, los técnicos han sido conscientes que la introducción de tecnologías, de metodologías, de nuevos principios pedagógicas no es posible sin la colaboración máxima de quien debe implementarlo: el profesorado.
Esta formación no sólo se trata, por tanto, de informarles de nuevos conocimientos sino que debe debatirse para adquirir una actitud abierta ante nuevas posibilidades que pueden resultar chocantes y que pueden percibir como contrarias a su metodología. El cambio de mentalidad de los protagonistas es uno de los mayores handicaps que se encuentra cualquier propuesta de innovación educativa.
Alumnado
Trabajo más grupal y menos individual
Las tecnologías deben servir para atender a la diversidad y no sólo la diversidad del alumnado con necesidades educativas especiales; sino la diversidad individual de cada alumno y alumna con sus filias y sus fobias por la tecnología, con sus intereses diversos que pueden ser satisfechos por la introducción de la tecnología y su conexión a Internet, alejándonos de la uniformidad homogeneizadora de la escuela del siglo XIX.
La ambición comercial de un ordenador para cada persona (Personal Computer) no debe conducirnos a favorecer modos de aprendizaje individualizado que están alejados de la necesidad de una resolución interdisciplinar e interpersonal de los problemas de un mundo complejo.
Familias
Las familias deben ser implicadas en esta innovación. Puede ser un catalizador para solicitar su colaboración en otros aspectos educativos (educación en valores, atención individualizada) en los que se precisa la participación de las familias.
Los padres lamentan no haber sido informados con mayor profundidad sobre los detalles de la innovación. La información les llega, como siempre, a través de lo que los niños cuentan y no tienen información de las maestras o de la dirección del Centro.
A las familias conviene decirles que las TIC no son la panacea y que ciertas “tradiciones” que ellos consideran de “buena escuela”, como es el uso de los libros de texto, deben reconsiderarse.
En resumen, las propuestas exigen la colaboración de todos: desde la administración a las familias pasando por el profesorado y los equipos directivos de los Centros. Y esa colaboración no sólo se refiere a poseer más información sino sobre todo a adoptar una actitud de flexibilidad y de apertura hacia los nuevos instrumentos que se nos ofrecen para ayudar al proceso de enseñanza – aprendizaje.


[1] LLOPIS, Rodolfo (1932): Jornadas Pedagógicas, Zaragoza

jueves, 19 de enero de 2012

El buen gestor:

Actualmente uno lee y aprende en cualquier parte: en la publicidad, en los productos que compramos, en los folletos informativos del supermercado o en los periódicos gratuitos.
Las características que a continuación enumero están inspiradas en el titular de un periódico gratuito cuando Rajoy no había presentado el nuevo gobierno, pero he pensado que pueden servir para cualquier cargo político o emprendedor que tenga que eligir el staff que le acompañe:
Se precisa:

-          Asumir una etapa difícil
-          Prudencia y superar el pánico
-          Manejar un presupuesto menguante
-          Lealtad que no obediencia al jefe (reconozco que es la premisa más cambiada con respecto a lo que decía el periódico).

miércoles, 18 de enero de 2012

Últimas voluntades

No sé si es el sitio apropiado. En los tiempos en los que se permanecía estable en un sitio rodeado siempre de los allegados, se dejaba escrito o muchos sabían cuáles eran las últimas voluntades de los que estaban por morir. En la actualidad, en los que uno está aquí o allá, se desplaza en avión, tiene a la familia repartida por toda la longitud del planeta, es lógico emplear este medio para manifestar lo que uno quiere el día que fallezca.
Me diréis por qué no lo dejas escrito en un testamento. Ya lo he hecho, pero se refiere a las cosas materiales, a lo que se posee y no a aquellas cuestiones que podrían ser objeto de discusión con un notario un tanto "chapado a la antigua".
Esto se me ocurrió yendo al último funeral al que he tenido la ocasión de asistir donde lo que el cura hacía y decía no era en consonancia con la personalidad de la persona fallecida.

Suelo acudir a los funerales con dos tipos de motivaciones:
a) acompañar a quienes la pérdida es más cercana y con quienes tengo algún tipo de relación o de amistad.
b) despedir a quienes he conocido y, si existe la vida eterna, apreciarán el que yo esté allí.

Habitualmente, son funerales católicos y aunque yo desconfíe de la existencia de la vida eterna y, sobre todo, desconfíe de la representatividad de la divinidad que se atribuyen algunos individuos del género humano; me gusta acercarme para reflexionar sobre la vida y la muerte.

Así, que me he dicho a mi mismo (permitirme la redundancia), escribe las últimas voluntades para indicar:

1.- Que tengo escrito un testamento.
2.- Que he donado mis órganos, con el nº 1260 de la Coordinadora de Trasplantes de Aragón y de ADOTA
3.- Que mis últimas voluntades o caprichos dirían algunos son:

a) NO quiero una misa, pero me gustaría que os reunieseis para hablar, para escuchar, para llorar, para aplaudir, para cantar, para comer, para beber o guardar silencio.
b) La reunión la puede dirigir cualquiera: no es necesario ser sacerdote aunque los tenga como amigos y pudieran ejercerlo. Pero quizás aparece un cura árabe, judío, protestante u ortodoxo, o quizás, algún colega tan habituado a subir a la tarima.
c) De la intendencia, que se ocupen los herederos materiales o bien organizar una buena wiki (o como se llame entonces) para no tener muchas botellas de champán y ninguna de agua. Aunque da lo mismo, lo importante es poder compartir el momento de reflexión con personas que en alguna ocasión estuvisteis a mi lado y tenéis ganas de compartir ese momento con otros y conmigo (si  es que existe la vida eterna, aunque en esas primeras horas todavía estaré rellenando formularios de inscripción).

Firmo este documento virtual en el día 6 de enero de 2012 . Día de los Reyes Magos.

martes, 17 de enero de 2012

Respuesta al pasatiempo

Antes de que se me olvide, como ya ocurrió en otra ocasión, daré la solución correspondiente a la pregunta de ayer, lunes día 16 de enero de 2012:

En este caso, se combina la antigüedad del contenido con la modernidad del soporte. No sé si aquí, lo del medio es el mensaje valdría.

SWIFT, Jonathan (1776) Los viajes de Gulliver. pg.46 de la versión para ebook

lunes, 16 de enero de 2012

Volver a leer los clásicos

No sabía si deciros donde he encontrado el texto que a continuación trascribo o bien dejar a vuestra pericia el señalar autor y obra de donde lo he descubierto.

"Al escoger personas para cualquier empleo se mira más la moralidad que las grandes aptitudes, pues dado que el gobierno es necesario a la Humanidad, suponen allí que el nivel general del entendimiento humano ha de convenir a un oficio u otro, y que la Providencia nunca pudo pretender hacer de la administración de los negocios públicos un misterio que sólo comprendan algunas personas de genio sublime, de las que por excepción nacen tres en una misma época. Piensan por el contrario, que la verdad, la justicia, la moderación y sus semejantes residen en todos los hombres, y que la práctica de estas virtudes asistidas por la experiencia y una recta intención, capacitan a cualquier hombre  para el servicio de su país, salvo aquellos casos en que se requieran estudios especiales. Y creían por descontado que la falta de virtudes morales estaba tan lejos de poder suplirse con dotes superiores de inteligencia, que nunca debían ponerse cargos en manos tan peligrosas como las  de gentes que merecieran tal concepto, pues, cuando menos, los errores cometidos por ignorancia con honrado propósito jamás serían de tan fatales consecuencias para el bien público como las prácticas de un hombre inclinado a la corrupción y de grandes aptitudes para conducir y multiplicar y defender sus corrupciones."

Espero vuestras respuestas. Quizás hay premio para el que acierte.