lunes, 6 de junio de 2016

¿Qué se necesita para enseñar por competencias?


O dicho de otro modo, qué competencias necesita el profesorado para poder enseñar por competencias. Y no se trata de ningún trabalenguas.
Mucho hablamos de las competencias básicas, de las competencias clave, de las competencias personales y profesionales del profesorado, tenemos una inflación de competencias. Se precisa que el profesorado del siglo XXI responda a la necesidad que existe de que la ciudadanía de este siglo reciba una formación acorde con las exigencias de tener competencias es decir, conocer sabiendo aplicar en un marco de valores adecuado al contexto.
Enseñar por competencias exige un docente capaz de aproximarse de forma:
-       interdisciplinar
-       práctica
-       lúdica
-       basada en la resolución de problemas.
-       Intuitiva
-       Creativa
-       Flexible
-       Sostenible y respetuosa con el medio ambiente
-       Curiosa
-       Paciente
-       Multicultural y multilingüe.
-       Critica y auto-evaluativa
-       Trabajando en equipo
-       Innovadora e investigadora
-       Dispuesto a seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida.

2 comentarios:

Nuria Hurtado y Beatriz Bernal dijo...

Últimamente está en boca de todos el “educar por competencias”, incluso LOMCE hace referencia a dicho término, pero como bien dice Enrique, ¿Qué competencias son necesarias para trabajar por competencias?, ¿están los docentes preparados para estas metodologías? El problema es que muchas veces nuestra consejería aprueba leyes solo para “quedar bien” y no se preocupa por la manera en las que esas leyes se llevan a cabo.
Para enseñar por competencias, son totalmente necesarias las características que nombre Enrique en su entrada, y es que no nos podemos olvidar de que también es necesario cuidar y formar al docente, porque es él el encargado de transmitir los conocimientos a los alumnos.

Paula Illán Santacruz dijo...

La escuela debería ser un lugar privilegiado para proporcionar una formación que permita participar plenamente en la vida ciudadana y democrática, creando a ciudadanos responsables, críticos y maduros. Hoy en día podemos percibir que existe una contradicción entre el tipo de educación que se proporciona en las escuelas y el modelo de sociedad al que formalmente se aspira.
Lo que se tiene que conseguir, es construir escuelas que sean democráticas y que preparen a los individuos para actuar como auténticos ciudadanos y no como súbditos. Además, debemos preparar a los niños y jóvenes para desenvolverse en una sociedad que cambia muy rápidamente.
Uno de los principales inconvenientes es que las escuelas no se transforman al mismo ritmo que la sociedad, esta va más acelerada. Hay que reflexionar sobre cómo debería ser la educación para este siglo en el que vivimos de individualidad, indiferencia, consumismo y capitalismo.
El profesor, debe tener una conciencia clara de que él no enseña, sino que se enseñan mutuamente los alumnos y el profesor. Los docentes deben poner las condiciones adecuadas para que los alumnos aprendan mediante su propia actividad, el conocimiento tiene que ser construído por los propios sujetos. Tiene que ser un facilitador de conocimientos; un modelo, ya que muestra cómo hay que pensar y comportarse, debe ser un modelo que los alumnos puedan imitar; un dinamizador; facilitador de contenidos, etc. El rol del profesor como el de los alumnos deben de cambiar por completo en la escuela. El profesor ya no es el único que tiene el conocimiento, ahora está Internet que tiene la solución y todo lo que buscamos. El alumno tiene que ser un sujeto activo en su educación y construcción de conocimientos.