jueves, 24 de septiembre de 2009

Autoridad del profesor

En este tema parece que tenemos a Aguirre (ex ministra de Educación), a Gabilondo (el actual ministro del ramo) y los profesores opinando.

El tema se las trae. Los estudiantes han perdido el respeto a sus profesores y los padres también porque dan la razón a sus hijos sin pararse ni un minuto a dilucidar si quizás su niño o su niña se han pasado dos pueblos.

En este blog, ya tratamos el tema:

Una reflexión de Jabi, aderezada por los comentarios de Dr. Solaris, será interesante de releer.

Los videos del juez Calatayud.

Volvamos de nuevo al tema. Espero vuestros comentarios.

7 comentarios:

Blognim dijo...

Qué grande el Juez Calatayud...

Ayer hice un post en mi blog, sobre los niños agenda (ocupados por multitud de actividades extraescolares, apuntados por sus padres, que no tienen tiempo), y los niños llave (aquellos que llevan la llave colgada todo el santo día y que vuelven a casa, a una casa solitaria).
Con esta realidad, cómo un padre puede tener autoridad sobre el niño. Cómo el niño va a respetar al profesor si no respeta a su propio padre.
En la asignatura de AEO (la alternativa de siempre) estoy trabajando con esta noticia. Y la verdad es que los comentarios de los niños son muy interesantes. Los podréis leer en su propio blog:
http://oblognim.blogspot.com (sólo han escrito el saludo inicial del blog, pero en breve pondremos sus comentarios).

Oscar dijo...

Lamento no poder hacer comentarios con frecuencia a pesar de leer todos los dás la entrada, pero en este caso me quería esforzar en sacar unos minutos para hacerlo.

No conocía esos vídeos del juez Calatayud. Simplemente: BRAVO, ¡BRA-VO!
Tengo 30 años, y procedo de la antigua EGB, pero que sea EGB, ESO o x, da lo mismo. La impresion que yo tengo es que ha habido un enorme cambio de actitudes y valores entorno a lo que es el respeto y el comportamiento (no sólo en clase sino en la sociedad) con tus mayores y con los demás. Suscribo palabra por palabra lo que he visto en el vídeo. Yo soy de los que piensan que las responsabilidad de que esto esté ocurriendo es de todas las partes, pero creo que la familia se lleva una proporción mayor, bastante mayor. Probablemente sin culpa, porque que hoy en día el ritmo económico impuesto nos impida cuidar a los hijos/as como antes, no es culpa suya.
No entiendo qué ha ocurrido estos años para que se hayan dado estos cambios. No entiendo por qué no se ha dado una importancia mayor a la educación en vistas de los cambios que acaecían. Desde mi humilde experiencia en la educación en el tiempo libre, y repito lo de educación, no entiendo que en una reunión de padres, una de ellas se me ría por qué no sabe por qué me esfuerzo en seguir en esto (gratis por cierto)a pesar de que su hija sólo ha venido para pasar la noche en vela en vez de a las actividades planteadas, no entiendo que a pesar de saberlo no hagan nada por rectificarlo, no entiendo que las actividades extraescolares sean una herramienta para llenar tiempos y no una herramienta para educar.

En fin, espero que cuando dentro de un tiempo ejerza como maestro pueda ayudar a acambiar un poquito todo esto.

Saludos a tod@s y perdón por la extensión.

Enrique García dijo...

Muchas gracias, a Oscar y a todos los que intervienen. Por la extensión, estoy orgulloso y agradecido que personas que tienen tan poco tiempo, lo dediquen a reflexionar en este blog. No es mi blog como bien saben los que se acercan de hace tanto tiempo. Es un blog de todos y los comentarios, largos o cortos, pesimistas u optimistas, son bien recibidos.

Cris Acerete dijo...

Del primer video del juez Calatayud voy a ocmentar algunos puntos que me han hecho reflexionar.

Comienza diciendo que en la actualidad a los niños se les da muchos derechos. Esta es una de las principales causas que considero que son la base de los problemas escolares. Los menores tienen muy en cuenta cuales son aquellas cosas que pueden hacer, pero no tienen en cuenta, y no se hasta que punto poner en duda si saben de su existencia, cuales son los deberes que tienen que realizar.

Pero al igual que los menores no los conocen considero que aquellos maestros y padres que tienen miedo a enfrentarse con estos niños, tampoco los tienen en cuenta a la hora de actuar y se dejan llevar por la presión que ejercen estos minijovenes. Ya que son muy listos y saben a la perfección que con el hundimiento psicologíco de sus mayores van a conseguir todo lo que se propongan.

Entonces el primer punto es dejar claro cuales son los derechos y deberes de cada uno. Y hay que dejarlo claro desde que el niño es pequeño. No nos tenemos que esperar a que sea adolescente para intentar reeducarlo, porque la educación comienza desde que el niño nace, no desde que cumple cierta edad.

Esta es el segundo punto a destacar, porque muchos padres consideran que cuando el niño es pequeño lo tienen muy fácil, solo lo tienen que alimentar, vestir, jugar con él y poco más. Pero a partir de los dos años ya tienen su personalidad formada, entonces antes los padres han tenido que actuar y poner las normas que quieran en casa para que cuando el niño cumpla esta edad ya las conozca. Que aunque sea un ser pequeño no es tonto y se entera de muchas más cosas de las que creemos.

Como muchos padres desconocen esto, yo lo que propongo es que al igual que se hacen clase de gymnasia para preparación del parto, que los padres den clases de formación para entender la evolucion que va a sufrir el niño a lo largo de su vida y donde le dejen claro lo de las normas. Y es más, que no intenten razonar con un niño tan pequeño porque aún no tiene esa capacidad y luego los padres se quejan de que es imposible razonar con él (con 2 años) porque es muy cabezota el niño. (Este caso lo he presenciado personalmente)

Si todos padres se impusieran desde que el niño es pequeño, cuando este accediera a la escuela con 3 años, todos esos problemas se reducirian notablemente y la educación sería mejor.

Y con esto no quiero decir que le den el trabajo casi hecho a los maestros, porque defiendo que la educación es cosa de 3: la familia, la escuela y el entorno. Por lo tanto los maestros no tenemos que echarle la culpa a los padres y los padres no nos tienen que echar la culpa a los maestros, porque "por un lado y por otro la casa sin barrer".

Por último, no defiendo que haya maestros que solo les den importancia a aquellos alumnos que les siguen correctamente. Considero que esas personas son capaces de sobrevivir solas con un seguimiento guiado por parte del profesor, hay que hacer incapie en aquellos alumnos que están completamente desmotivados, hacerles caso, y no empezar directamente con materia curricular, sino que hay que darles actividades lúdicas formativas con las que poco a poco vayan encontrando la motivación y llegue un punto en el que se sientan preparados para afrontar lo académico. Es más importante la formación personal que la académica, y si nosotros como maestros estamos cierto tiempo (como si es un curso escolar entero) ayudando al alumno para que encuentre su motivación, todo ese tiempo que parece perdido, al final de su etapa escolar se verá recompensada y posiblemente sea un gran genio.

De momento no tengo nada más que decir, cuando vea el sengundo video, si se me surge algo que comentar ya entrare por aquí.

Unb saludo y espero que no os hayais aburrido y importante que me hayais entendido lo que quiero expresar.

Rosa dijo...

Mucho me he debido enrrollar porque el sistema no me acepta publicar el comentario integro. Así que lo parto en varios trozos:

Tema difícil. El reputar autoridad al profesor no me parece nada novedoso porque en algunas ocasiones anteriores la fiscalía ya había calificado los hechos con tal tipificación. La Sra. Aguirre, por consiguiente, no inventa nada nuevo y la CA catalana tampoco. (de hecho allí se llegó a un pactó con la Fiscalía para que actuase siempre de la forma antes dicha). Durante estos días he oido cosas tales como que se van a volver a poner tarimas en las clases y los niños se van a tener que levantar cuando entre el "profe" para que así se vaya recuperando la imagen de autoridad (estas propuestas se han atribuido, no sé si con razón o no, a Doña Espe) y ante esto me invade la perplejidad ¿Alguien tiene más autoridad por estar subido en una tarima o porque la gente se levante a su paso?. Obvio que no, claro, pero tan anchos con las propuestas ( lo siguiente, que parece que volvamos a mis tiempos, que nos hagan formar en el patio ante la bandera porque así, de paso, recuperaremos uno de los símbolos de la nación) .
Yo coincido con Solaris - voy también a sembrar la polémica - en considerar que la degradación del concepto de autoridad, a todos los niveles y no únicamente en el ámbito escolar, obedece , en buena parte,a tener una democracia débil en la que parece que todo vale y no existen consecuencias. Paulatinamente hemos ido pasando del nada está permitido al todo vale y todo se puede hacer porque no pasa nada. Es aquí donde está el problema. La sensación y pensamiento de impunidad que tiene la gente- no sólo los niños o los jóvenes, pero éstos, debido a su menor edad, con mayor motivo- es total y esto es lo que es preciso que cambie. Una acción, sea buena o mala, tiene unas consecuencias porque se ajusta o aparta de las normas de convivencia socialmente aceptadas. Tan simple y llano como eso. ¿ Tan arduo resulta entenderlo?. Yo creo que no. Pero claro, aquí, en cuanto empiezas a actuar con un poco de sentido común y autoridad ya parece que vuelvas a los viejos y gloriosos tiempos de quien ya sabemos, así que nos encontramos con lo siguiente:

Rosa dijo...

Sigue del anterior:
1.- Los profesores están acongojados con este tema porque ni ellos mismos creen que sean autoridad y quien no les apoya en primer término es el propio centro educativo (mal empezamos, pero así es. No tiene sentido, en otro caso, que piensen que sólo obtiene tutela efectiva cuando se acude a la vía penal).
2.- Los padres se autoeximen de la responsabilidad que les incumbre y prefieren achacar todos los males a la escuela.
Educar a un niño es una tarea delicada y requiere esfuerzo. No es cuestión de que un padre/madre esté pegado/a a su hijo las 24 horas, sino que es cuestión de inculcarle normas, hábitos, límites y hacerlo con amor , respeto y explicando.
El que un niño asimile algo tan simple como que a las 10 tiene que estar en la cama supone una cosa importantísima: está aprendiendo normas reguladoras de la convivencia dentro de casa y ello le servirá para saber que también hay normas reguladoras de la convivencia fuera de casa.
Sin embargo, si un día, con el consentimiento y aquiesciencia de sus progenitores o cuidadores, está en la cama a las 10, otro a las 10,30 otro a las 11, a la conclusión que llega es que la norma es laxa y que no sucede nada porque la "quebrante"...
Un niño no está formado a los 2 años como yo tampoco lo estoy a los 47 (yo mantengo que mis hijas me han enseñado muchas cosas y me han ayudado a ser más paciente y mejor persona cada día). La formación como persona es permanente, pero los cimientos de la formación se ponen en la familia - que es la primera instancia socializadora- y en la infancia...y todo eso requiere un considerable esfuerzo porque exige hablar con el niño, saber escucharle y saber "imponer" con amor.
Lo que no resulta admisible es oír cosas como estas..."claro, es que ¿cómo le digo yo a mi hijo de 6 años que tiene que invitar a su cumpleaños a...?...es que a esta edad ya no les puedes decir a quién tienen que invitar ni qué tienen que hacer ¿ Cómo?. ¿Perdona?...Es que se supone que tú tienes más talento que tu hijo y como porgenitor/a claro que le puedes decir, con respeto, todo lo que te dé la gana y hacerse aquello que tu consideres más conveniente para la futura formación de tu hijo aunque él no comparta tu criterio (veáse invitar a Pepita Pérez, aunque a tu hijo le caiga como un tiro, porque no estás por la misión de hacer un feo , para no herir su autoestima, a ningún niño de clase)....Es que son cosas para "tirarse de los pelos". Hay ocasiones en que oyes razones de los padres que son alegatos de niños de 3 años y rabietas o pataletas de patio de colegio.

Rosa dijo...

Sigue del anterior:
3.- La escuela se autoexime de responsabilidad y culpabiliza a los padre....estamos ante la pescadilla que se muerde la cola...¿Cómo puede decirse que al fin y a la postre quien acaba apechugando con las cosas , sanción tipo administrativo o lo que sea, es la familia y pobrecita familia?...Oiga, pues de toda la vida los padres responden de las acciones de sus hijos porque son menores...vamos, es como si todos nos hubieramos vuelto locos de repente...¿ Cómo se le ocurre a un grupo de menores tomar por asalto una comisaría?....como en el oeste, vamos...pues porque saben que aquí no pasa nada. Pues no señor, mire usted...hay una cosa que se llama responsabilidad civil y se aplica, sin más y punto pelota. ¿Y por qué se aplica?. Porque lo permite la ley...tan simple y tan sencillo....pero no, claro, si la ley se aplica es que somos unos retrogrados , unos restrictivos y queremos tener a la juventud en un puño....De locos,de verdad, de locos.

4.- Las noticias que hacemos llegar a nuestros jóvenes y el espectáculo que ofrecen los medios de comunicación no ayudan en nada...Julián Muñoz tan feliz por la calle y la Panto dedicándole canciones de amor encubiertas y también tan feliz con sus actuaciones. La Alaldesa de la Muela ejerciendo como tal pese al procedimiento penal abierto...La concejala del caso Malaya de funcionaria o excedente y cobrando..El Santander sin responabilidad por el tema de las primas únicas, Los Albertos tampoco por otra seríe de tropelías económico-financieras....y así todo....
De locos, ya digo, de locos.

No sigo, prefiero no seguir que no acabaría nunca.

La autoridad nos incumbe a todos. Todos la tenemos y debemos formar en tal concepto a nuestros hijos y jóvenes