miércoles, 6 de febrero de 2008

1 hora biblioteca = 1 euro

Oído en una emisora de radio comunitaria no española. En la provincia de Madrid, un alcalde ofrece un euro a cada muchacho/a que pase una hora en la biblioteca municipal. El alcalde ha considerado justamente que el problema del fracaso escolar está en la poca lectura y que él también es responsable de esa situación. Por tanto, manos a la obra y que cunda el ejemplo.
Además debe ser más barato que lo que cuestan los pelotazos urbanísticos a las arcas municipales.

P.e. Curiosamente esta noticia no la he visto recogida en ningún periódico español digital.

10 comentarios:

Javier dijo...

Creo que hay otros países en los que los estudiantes cobran, si mal no recuerdo ya lo comenté en alguna entrada anterior.

Quizá este sea pequeño comienzo, lo que igual utilizan las bibliotecas para cualquier otra cosa menos leer...

Alumnator dijo...

No me gusta la medida, así como está. Me gusta más la idea de ofrecer un sueldo a los estudiantes, como dice Javier, algo que sucede en otros países. Claro, ese sueldo tendría que estar condicionado por la consecución de unos objetivos (por ejemplo ir aprobando las asignaturas). Pero esto de ofrecer un euro a los chavales para que pasen una hora en la biblioteca conectados a Internet pujando por una PSP de segunda mano en ebay, por poner un ejemplo casto de lo que se puede hacer en una biblioteca, no mola. Creo que es una de estas medidas de escaparate, que sólo sirven para salir en las noticias.
Saludos
Alumnator
Apto

Jose Luis dijo...

Felicidades, alumnator.

Enrique García dijo...

No estaba yo tan seguro del apto de alumnator dado el tipo de examen. Por tanto, felicidades.

Juanjo dijo...

Es cierto como dice Javier que en otros países pagan al estudiante y pienso que es lo que se debería de hacer siempre y cuándo lleguen a unos mínimos, sino se llega quitar parte de ese salario. El cobrar un salario produce un reconocimiento por lo que se hace y además se dedicarían más horas al estudio ya que no se necesitaría ir como ocurre actualmente ir a trabajar para sacarse algo de dinero.
Lo que no veo bien es dar un Euro por estar una hora en la biblioteca porque cuando pasen a la Secundaria ya no se les dará ese euro por ir a la biblioteca, entonces, ¿qué ocurrirá? Irán o no irán. Hay que motivarles de otra forma y no con el dinero, que es el recurso motivador por excelencia y el más difícil de cambiarlo de extrínseco a intrínseco.

Aquí pone la noticia, no pone mucho más pero bueno, si sirve mejor que mejor.
http://www.eleconomista.es/empleo/noticias/356356/02/08/Leer-tiene-precio-Un-pueblo-de-Toledo-pagara-por-ir-a-la-biblioteca.html

Un saludo

José Luis dijo...

Ya van varias entradas referidas al pago a los estudiantes universitarios. Tan solo voy a indicar una razón de por qué, en países nórdicos y menos nórdicos, se hace. El sistema universitario se estructura en torno a la necesidad del mercado de trabajo. Si hacen falta maestros se habilita un número clausus y aquellos/as que consiguen incorporarse ya están trabajando, de hecho, en su profesión. En Finlandia la nota está en torno a un 9 en la "selectividad". Aquí, tal y como están estruturados los sistemas universitarios, se ofertan todo tipo de profesiones, se accede al estudio por inquietud, sin tener en cuenta el mercado, por lo que el estudiante es libre y, por lo tanto, se le evitan los impuestos al no considerarse trabajador, sino acaparador de conocimiento, salga, finalmente, por donde salga. Se requeriría una reestructuración impensable (en aqueste país) para ser más "europeos"

Javier dijo...

En las Jornadas de Innovación han nombrado el coste de un estudiante al Estado.
Hablaban en torno a 3600 euros anuales... Creo que podemos seguir pidiendo alguna compensación más, pero tampoco creo que ese sea el motivo por el que nuestro grado de compromiso sea mayor.. No sé, dejo abierto a las respuestas que seguro que aportan más que esta entrada.

A.A.O dijo...

Desde mi punto de vista y no me gusta generalizar, el pagar un euro por pasar una hora en la biblioteca no va a ayudar a aumentar el interés por el estudio o por el aprendizaje. Lo único que va a conseguir es que las bibliotecas pierdan su verdadero significado y se conviertan, para muchos estudiantes sin motivación, en un centro de reunión donde "pasar el rato".

Macarena dijo...

Hola!

Mi nombre es Macarena. Trabajo para un periódico en Montevideo, Uruguay (www.ladiaria.com.uy). Me interesó tu noticia sobre las Bibliotecas pagas. ¿Podrías brindarme más información?

Gracias.

Enrique García dijo...

Hola Macarena:
Como decía en la entrada, la noticia no ha tenido casi transcendencia. No recuerdo ni el nombre del pueblo de la provincia de Madrid al que se referían. Tampoco pude encontrarlo de forma fácil. Dejo a los jóvenes y a los periodistas la labor indagadora.
Muchas gracias por participar en el blog.