martes, 4 de marzo de 2008

Educación en el debate

En los previos al segundo debate entre Zapatero y Rajoy, se reclama que los candidatos hablen de educación. Menos mal, porque en el primero sólo mentaron al informe PISA y para lanzárselo como dardo arrojadizo.

En Políticas Sociales: se habla de inmigración y de dependencia. De educación solo algunas menciones como de pasada. Ninguna relación de la educación con el desarrollo, con la economía, con la productividad, etc.

Zapatero propone que una de las reuniones con los presidentes de Comunidades Autónomas será de educación, junto al tema de mujer y de cambio climático.

Disculpad, reservaban un bloque especial y final:
  • La estrella de Zapatero fue el inglés para todos: clases en inglés, becas para ir a países de habla inglesa,
  • Según Rajoy: exigencia, mérito y esfuerzo. Y habló de dar autoridad al profesorado (quizás para cazar votos) y luego farfulló con el tema de las propuestas: inglés, nuevas tecnologías.

Zapatero vuelve a decir que PISA se refiere a un momento que estaba gestionado por el PP.
Y dice que hay que apoyar al profesorado, así como la enseñanza de la lengua y de las matemáticas.
En el mensaje final, Zapatero cito en primer lugar a la educación como lugar dónde invertir los recursos del crecimiento económico. (como estamos en época de desaceleración)

Rajoy acaba también mencionando la educación con la cantinela de la exigencia, del mérito y del esfuerzo.
Mañana se lo cuento a Alessandro que dice que no quiere ir a la escuela cada lunes. A ver que dice...

2 comentarios:

Alumnator dijo...

Lo más importante es que ambos consideraron a la educación como un tema capital. Si lo dijeron o no de boquilla ya es otra cosa, pero lo cierto es que dijeron la verdad.

España no puede competir con petróleo (tb lo dijeron), ni con industria, salvo la del turismo (en franco retroceso), ni con el sector primario (doy fe). Su única fuente clara de riqueza son los trabajadores, y para que esta fuente sea verdaderamente productiva hay que tener detrás un sistema educativo que funcione.

Así que, aunque con propuestas un tanto estereotipadas y cruces de reproches por la C de la LOCE, valoro positivamente que se aludiera a la educación como un tema capital. En eso al menos hubo consenso.

Y ya para terminar quiero aludir al tema del inglés. Me parece un asunto tremendamente exagerado y magnificado. Intuyo que es así por los complejos que arrastra la generación a la que pertenecen estos gobernantes. No es para tanto. Yo trabajo en el sector del comercio exterior. El inglés que se necesita para hacer negocios es el básico porque el vocabulario es muy restringido (el de tu sector) y las comunicaciones son clichés (una propuesta, un pedido, una venta, una reclamación de calidad y una solicitud de pago). Poco más y todo escrito por email (que aún es más fácil). Ser bilingüe de verdad sirve para viajar, para leer en lengua original a tus autores favoritos, o directamente para vivir en el extranjero (en cuyo caso no hace falta estudiar tanto y si no mirad cómo hablan castellano los futbolistas). Para todo lo demás no hace falta ser bilingüe, aunque sí son necesarios conocimientos básicos, seguramente también en otros idiomas.

Y además, apostar tan incondicionalmente por el inglés es una concesión a la Commonwealth, al imperialismo cultural en que se halla Occidente y al American way of living.

No nos pasemos: la hija de unos amigos míos (4º Primaria en colegio bilingüe) se sabe los huesos del esqueleto humano en inglés, pero no en español. Dice que quiere ser médica. Más vale que haya plazas en UK o USA.

A veces queremos corregir errores de otras generaciones con tanto énfasis que nos pasamos de frenada y acabamos exagerando innecesariamente.

Saludos
Alumnator

Enrique García dijo...

Gracias Alumnator por tu excelente comentario. Yo quizás vi el debate como esperando más después de haber visto el predebate.
No obstante, no percibí con tanta claridad esos guiños a la educación como inversión en capital humano, único con el que podemos competir en un mundo globalizado.
Y con respecto al inglés, completamente de acuerdo. Aunque a lo mejor es porque yo lo hablo muy mal, aunque consigo comunicar con personas de otra lengua materna distinta del español.