lunes, 1 de diciembre de 2008

Curriculum según profesorado innovador

"Aquesta és la nostra forma de veure el currículum. Si del que es tracta és que la persona sigui i sàpiga actuar autònomament, pensi i comuniqui, descobreixi i tingui iniciativa i decideixi, a l’hora que sàpiga conviure i comprengui i expliqui, amb una visió crítica, el món en què viu, pensem que cal gestionar el currículum de forma un xic diferent a com ho hem vingut fent fins ara".

Traduciré para aquellos que no incluyen en la multiculturalidad al vecino :

Esta es nuestra forma de entender el "currículum": Se trata de que la persona sepa actuar autónomamente, piense y comunique, descubra y tenga iniciativa y capacidad de decisión, al mismo tiempo que sepa convivir y comprender y explique, con una visión crítica, el mundo en el que vive. Para esto es necesario gestionar el currículum de una forma un poco diferente a como lo hemos hecho hasta ahora.



4 comentarios:

Dr_solaris dijo...

Esto parece un compendio de las competencias básicas ¿no?
- Autonomía e iniciativa Personal
- Competencia para aprender a aprender.
- Competencia Social y ciudadana
- Tratamiento de la información...

(no, si después de pensar que las competencias eran más de lo mismo...ahora resultará que andamos por el buen camino...)


Sí, creo que debemos tratar el curriculum de forma diferente para poder ir penetrando en las competencias...

"Los profesores no cambiaremos el mundo, pero podemos hacer que nuestros alumnos lo cambien...eso derivará de las intervenciones que hagamos con ellos...la huella que les dejemos..."
Dr_solaris

Y de algua manera, si lo importante es lo que "hacemos" los docentes...nuestro "currículo oculto" será decisivo para que adquieran las competencias, más allá del curriculum oficial...Eso implica, que estemos por la labor y que esas propias competencias las poseamos nosotros y queramos transmitirlas...o algo así...jejeje

Saludos y besos


Otra cosa, Enrique, como has estado en las jornadas de acreditación...¿En ellas se ha hablado de la acreditación de competencias? Me refiero a que un profesional con experiencia en su trabajo, sin título oficial, pueda tener el "reconocimiento" y la acreditación de esa experiencia...

¿Si un profesional tiene una determinada competencia, podrá acreditarla el Estado, o sea, podrá habilitar a ese profesional con la misma titulación que uno que ha estudiado, por ejemplo, un grado superior o medio?

(Esto quizá debería haberlos puesto en el otro post...)

Repito: Saludos y besos

anónimo dijo...

Vuelvo a introducir a Claxton "uno enseña lo que és, su propia personalidad". Y si esto es así, a lo mejor lo que hay que cambiar es el planteamiento de las oposiciones, porque si a los profesores se les piden esas competencias, en vez de semejante examen, lo que habría que pasar sería un test de personalidad,de actitudes,...etc., empezando por los profesores de las Universidades que enseñan a los maestros.

Dr_solaris dijo...

Totalmente de acuerdo con anónimo...las oposiciones de maestro, tal como están, no garantizan que las aprueben buenos profesionales, sino buenos memorizadores...
El acceso a la docencia universitaria es por la cantidad de publicaciones, libros, conferencias, en fin, por el curriculum personal en su campo de investigación, pero tampoco se valora nada más...

Claro, que ¿cómo evaluamos si un maestro es bueno o malo para la docencia, sin caer en prejuicios, favoritismos y demás imparcialidades? ¿Un psicotécnico? ¿Una prueba de cultura general tipo test? Ambas pruebas son memorizables...
¿Cómo entonces? ¿A alguien se le ocurre?
Me gustaría pensar que tras las oposiciones, en año que consideran de "prácticas", fuera evaluado el maestro que acaba de entrar...pero un simple trabajito, el informe de un compañero (que no te va a suspender, por un corporativismo institucional) y ya pasas a ser funcionario de carrera. ¿Y sómo saben si es bueno o malo ese docente? jejejeje
Y cómo podemos tener miles de interinos que ni han aprobado o ni siquiera se han presentado a las oposiciones...esto si que ya es la "leche"....Ojo, y me estoy tirando piedras a mi tejado...que me estoy preparando las oposiciones...jejeje

Ale, otro comentario de los gordos...para no variar...
Saludos

Anónimo dijo...

Quien estudia para maestro sabe que su finalidad existencial es morir como tal. Si lo hace por razones socioeconómicas, y es el caso de bastantes, sobre todo en el medio no urbano, se aplica al caso. Otosí es aquel o aquella que lo hace para obtener un beneficio económico por un trabajo a final de mes. El magisterio es, como tal, un estigma, que requiere perfeccionamiento, ilusión, utopía y observar, desde el conocimiento, las dimensiones desde arriba. Una entrega y una dedicación exclusivas y, por si acaso creeís ver en esta participación un atisbo religioso, la creencia de que ningún dios exista y las personas sean protagonistas de su propia dimensión.