viernes, 31 de octubre de 2008

Trabajo en grupo

Transcribo un comentario de hace un año:

¡Qué bien me lo pasé ayer por la tarde en clase con los mapas conceptuales! ¡Con qué intensidad viví la intolerancia que se produce en el interior de un grupo de trabajo! El trabajo en equipo, Enrique, es una entelequia en una cultura como la hispánica. (...) mi tesis es que para trabajar en equipo hay que estar dotado de una capacidad de tolerancia ajena a todo lo que conozco o he conocido a lo largo y ancho de España.
¿qué opinais? Yo no creo que sea imposible, aunque entiendo que hay dificultades por no haberlo prácticado cuando eramos pequeños.

Sólo vivimos en democracia desde el 1978. Por tanto, los mayores de 30 años han asistido algún año a una escuela no democrática, más o menos.

Espero vuestros comentarios.

jueves, 30 de octubre de 2008

Pedagogos, no gracias!

A continuación transcribo un par de mensajes referidos a la función del pedagogo. Aparecieron en el foro para la LOE en el año 2004. El tono general era un tanto crispado, incluso más crispado que lo que aparece en este blog.

Mensaje 1:

Después de todo lo que hemos sufrido con aquella LOGSE perpetrada por pedagogos, resulta reconfortante saber que en los planes del ministerio no se cite a los pedagogos. Y no me refiero al sentido clásico de la palabra pedagogo; hablo de quienes, como dice un compañero, ejercen la única profesión consistente en decirle a otros profesionales cómo deben ejercer su profesión.

Mensaje 2 respondiendo.

"la única profesión consistente en decirle a otros profesionales cómo deben ejercer su profesión."

Pero eso que tu defines, no corresponde al término pedagogo, sino más bien al de asesor y en efecto, una de las primeras y más importantes funciones de los orientadores es la asesoría de equipos directivos, CCP, departamentos didácticos, tutores, profesores, padres, alumnos. Esta función para la que están preparados estos profesionales, no se puede ejercer en la mayoría de los casos, porque no es España una tierra donde se respete así como así la autoridad científica. Al final los orientadores quedan ya no como autoridad científica, esa pretensión, si alguna vez la tuvieron, queda ya a años luz de la realidad, ni tampoco como profesores, bueno eso sería demasiado pedir, ni siquiera como simples personas que andan por ahí deambulando, pero que conservan sus más básicos derechos, al final quedan como cabeza de turco de un sistema perverso donde la violencia es lo único que crece en proporción directa a como disminuye la sabiduría.

Un saludo

miércoles, 29 de octubre de 2008

Calificar o Evaluar

Estaba tratando de explicar la diferencia entre calificar (poner etiquetas) y evaluar (emitir un juicio de valor) cuando esta noticia llamó mi atención:

Calificar es decir que quiero una Nike Air Zoom Vomero .
Evaluar es decir que quiero unas zapatillas con cámara de aire en la puntera y en el talón, de un tejido transpirable y con las piezas cosidas y resistentes a la carrera.

Por eso, sustentar la solución al fracaso escolar en la posibilidad de poner un cero o no, me parece de una inocencia suprema o de una sociedad que se cree la objetividad de las escalas de calificación. Cuanto más largas sean, mayor es la posibilidad de equivocarnos, de que los límites de cada categoria sean más indefinidos.
En el artículo la diferencia entre el 0 y el 1 es muy clara, 0 al que no se presenta (en la Universidad es No presentado) y 1 al que escribe el nombre. ¿Si escribe las preguntas le podremos dar un 1,5?

martes, 28 de octubre de 2008

Rituales académicos universitarios o Crónica de una lectura de tesis

La lectura de una tesis doctoral consta de las siguientes actividades:

1.- El Secretario convoca acto público y entran en la sala el doctorando y el público que lo desea.
2.- El Presidente da la palabra al doctorando.
3.- El texto escrito ha sido depositado con un mes de antelación y el Tribunal ha dispuesto del mismo.
4.- El aspirante a doctor presenta la tesis con una presentación tipo power point o similar durante unos 50 minutos.
5.- Al finalizar esta presentación, el Presidente da la oportunidad a los doctores presentes en la sala a que hagan los comentarios que consideren oportunos. (Yo no he visto nunca ninguna en la que un "espontáneo" intervenga)
6.- Invita especialmente al Director de la Tesis - que lógicamente no puede formar parte del Tribunal evaluador (aunque hubo un tiempo en el siglo pasado en que era posible) - a que haga uso de la palabra . (Esta invitación casi siempre se utiliza)
7.- Los Directores pueden hacer dos cosas: a) decir que ya habían advertido al doctorando que no hiciera esto o aquello (¡ hay gente "patò"!) o b) esto es lo más normal, agradece, resalta y dice una frase del tipo:
"Cualquier defecto que Vds. habrán encontrado en la tesis atribúyanlo a mi labor como director y los aciertos son totalmente atribuibles al trabajo del doctorando"
8.- Intervienen luego cada uno de los miembros del tribunal con una dinámica que comienza ensalzando para luego darle unas pocas "collejas" al doctorando para recordarle que olvidó citar a algún libro o artículo (muchas veces de un miembro del propio Tribunal), olvido alguna tilde, o cualquier otra cuestión formal. También se hacen consideraciones sobre cómo habría hecho la tesis si hubiese sido su (del miembro del Tribunal) tesis.
9.- Luego el doctorando suele contestar al conjunto de consideraciones o los hay tan aplicados que contestan a todo. En ocasiones el tribunal discute con el doctorando.
10.- El Tribunal delibera y emite la calificación.

Claro que en ciencias de la educación somos aficionados a la innovación. Por eso, en ocasiones introducimos alguna variante y de este modo:
La frase señalada en el punto 7 es tomada literalmente.
Y en 8 se aconseja públicamente a quién no será calificado.

Claro que innovación es comunicar por correo electrónico lo que podríamos decir utilizando nuestros pies para llegar al despacho de enfrente. Vero?

lunes, 27 de octubre de 2008

Lectura de tesis

Mañana primera vez que se lee una tesis doctoral que haya dirigido. Es como una nieta. Si cuando se lee la propia es un hijo/hija; si no es la propia sino que otro la ha trabajado, la escrito será como una nieta.
Los primeros nietos tiene un grado de ansiedad, de ser el primero; luego, ya empieza a ser una rutina, pero el primero es el primogénito.

Título:
La participación de las personas adultas en los procesos formativos.

Tiene que ver con eso que me apasiona en los últimos tiempos, el life long learning, el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Las situaciones son nuevas y debemos dar una respuesta. Conviene que hayamos pensado la respuesta, que nos acordemos de situaciones de las que transferir nuestro comportamiento, o bien de intentar resolver la situación cómo mejor sepamos y esperar que las consecuencias no sean muy irreparables.

Si inicialmente el título parecía muy vinculado a cuestiones organizativo - político coyunturales; según se avanzaba en el estudio y el análisis de los datos obtenidos; fuimos descubriendo como desde la participación en los Centros educativos se accedia a dos cuestiones profundas:
a) la interacción didáctica
b) el funcionamiento y la evaluación de la E.P.A. en el ámbito rural.

En la vida siempre estamos aprendiendo. Lo decía una participante de adultos de 85 años de edad. Pobrecito aquél que cree saberlo o haberlo vivido todo.