martes, 16 de diciembre de 2008

Emigración y Educación -2


Es obvio que la problemática social y psicológica que se sucede en la familia que emigra, hace que la influencia del contexto social y los factores étnicos se reflejen de distinta manera en sus integrantes, de acuerdo con la edad, el nivel de desarrollo, el grado de formación de la personalidad. Unos son más afectados que otros, si bien siempre hay un impacto interno directamente relacionado con la situación de migración o de traslación geográfica en las minorías étnicas dentro de un mismo país.

Los niños son siempre la parte más vulnerable de este proceso, y los que sufren de manera más aguda sus embates. Esto está condicionado, entre tantos factores, porque para la mayoría de los niños y niñas la situación de migración y traslación es incomprensible desde todo punto de vista, ya que deben enfrentarse a algo para lo cual generalmente no se les ha tenido en cuenta, donde no han participado en modo alguno en la decisión actual de emigrar, en la que no comprenden las motivaciones que sus mayores tienen para hacerlo, y donde tampoco se les ha preparado para ese momento.

Comúnmente se piensa que el niño, por su menor desarrollo intelectual y desarrollo de su personalidad, cuenta con condiciones internas más ventajosas para asimilar de manera menos traumática la situación migratoria, que está mas protegido ante los embates del medio por ser su radio de acción mas limitado y estar bajo la protección directa de su familia, y, sin embargo, la experiencia clínica demuestra que no es así, y que realmente constituye la parte mas vulnerable de toda la constelación familiar implicada en el proceso migratorio.

2 comentarios:

Raquel dijo...

Pues si, es duro para ellos. Para nosotros, los maestros hay que tenerlo en cuenta siempre. Incluso, creo que ya se habla de un síndrome con todas las manifestaciones que has ocmentado, el síndrome de Ulises.

¿Cuándo has puesto el contador, Enrique? Creo que es nuevo desde hoy y mira que ya somso más de cien...!

Anónimo dijo...

la integración de nuevas culturas es al algo caracterìstico de nuestra sociedad, la sociedad del conocimiento, que está en constante cambio, que hace quese generen nuevas demandas, en este caso educativas e integradoras.
Por ello crremos que es vital, que los docentes, psicopedagogos...(agentes del ámbito educativo), deben estar formados e informados para hacer frente a la problemática que está surgiendo en las escuelas, así como disponer de estrategias prácticas y significativas que sean resolutorias y promuevan una mejora de la situación actual, que por desgracia no se está afrontando como es debido, ni con los medios y recursos necesarios.

FELIZ NAVIDAD!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Marta Diaz e Isabel Pemán(Psicopedagogía)