lunes, 8 de octubre de 2007

Parejas mixtas

Cuando uno compra un coche color naranja, piensa que sólo él tiene un coche de ese color. Pero al comenzar a circular, se da cuenta de que son muchos más los que han elegido ese color para su coche.
Cuando decidí emparejarme con Grazia, pensaba que eramos pocos los que componíamos el conjunto de parejas formadas por un ciudadano europeo de un país y una ciudadana europea de otro país.
Pero luego, poco a poco, te das cuenta de que no somos pocos sino multitud. Comienzas a hablar y de repente en un pueblo turolense de 3000 habitantes, te encuentras a una mujer de Cella (España) y un hombre de Lecce (Italia).
Si hago esta observación es por resaltar dos cuestiones:
a) una personal, no vendría mal asociarse para reivindicar derechos y para hablar de problemas comunes.
b) una social, la Unión Europea debería premiarnos, favorecernos porque somos un excelente instrumento para consolidar la Unión y el concepto de ciudadanía. La familia es la estrategia mejor para que los europeos nos sintamos miembros de la misma "familia".

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento meterme en todos los temas, pero yo conozco montones de parejas así. Veréis, trabajo en el fascinante, precario y nunca bien ponderado mundo de la agricultura. (Sí, y además estudio el CAP, ¿qué pasa?) Como sabéis están viniendo muchos trabajadores intra y extracomunitarios a la recolección de la fruta española y a su confección en los almacenes frigorificos. Normalmente son Rumanos y rumanas, Polacos, as. De fuera de la comunidad vienen de Ecuador, de Nigeria, Senegal, Gambia, Marruecos, etc... Pero centrémonos en la UE. Cada vez hay más parejas de español-rumana o rumano-española, por no hablar de otras mucho más pintorescas (conozco una senegalés-rumana que haría las delicias de un amante de la interculturalidad). De modo que este fenómeno al que aludes está viviendo sus horas más fértiles debido al imparable efecto social de la inmigración. Especialmente en el medio rural, que es donde se centra el negocio agrícola.
Saludos,
Alumno de profesorado con vicevérsica intención.

Enrique García dijo...

Esta bien que entres a todos los temas y sobre todo desde la perspectiva del mundo rural (olvidado, por algunos). Gracias por leer el blog. Como ya dije: lo mejor de los blogs son los comentarios. Yo sólo quiero provocar el diálogo tan necesario.

Jose dijo...

Bravo Enrique, hoy al fin he encontrado tu blog (increíble, debe ser el tempo mexicano). Felicidades! Bella la foto en el Papaloapan el río de las mariposas

Anónimo dijo...

Somos una pareja "mixta" producto del "Erasmus" que tantos y tan buenos frutos "europeos" está dando. Estamos totalmente de acuerdo contigo porque para hacer Europa hay que sentir europeo y qué mejor manera que hacerlo con la apertura que supone hablar dos idiomas en casa, educar a los hijos con dos visiones culturales diferentes (con raices comunes pero distintas)y crear ambiente europeo "hasta en la sopa". Cada uno de nosotros seguimos sintiendo el terruño pero de forma matizada porque hemos aprendido a vivirlo a través del otro.

Anónimo dijo...

¡Pues imagínate si somos una española y un argentino! Tan pronto estamos tomando mate en casa, viendo un River-Boca, como comiendo jamón con tomate viendo los toros. ¡¡Es la mejor forma de conocer el mundo y disfrutar de toda la diversidad!! Besos.