jueves, 25 de septiembre de 2008

Otra vez...!

Conmoción e incredulidad en Finlandia tras la matanza en una escuela
Me llena de tristeza la muerte de nueve personas: ocho estudiantes y una profesora. El suceso ha ocurrido en Finlandia al estilo de lo que nos tienen acostumbrados las noticias procedentes de U.S.A. Estoy especialmente preocupado porque son nuestros compatriotas de ese nueva ciudad- global-Estado que es la U.E. a los que les sucede y en una escuela.

¿No era el sistema educativo finlandés el que mirábamos para imitarlo porque ocupaba los primeros puestos del ranking en esa "Champions Ligue" que es el informe PISA de la OCDE?

¿A lo mejor habían olvidado algún indicador relacionado con el desarrollo afectivo?
Esperemos que sea un caso aislado y que no se produzca la "mancha de aceite".

Este es el texto de la entrada del 9 de noviembre de 2007. Desgraciadamente, se ha repetido la historía antes de pasar un año. Y algo debe tener que ver el curriculum de nuestros (me siento europeo) estudiantes. Algunos dirán que el frío clima tiene que ver, seguramente; que el abuso de alcohol y otras drogas también; que la familia era desestructurada tambien, incluso son causas más importantes que las relativas al curriculum, pero éstas son las que yo tengo algo que ver.

Quizás la causa está en el desconocimiento que tenemos del prójimo: unos dicen que era extrovertido y otros que era tímido y retraido. Quizás no tenía amigos y sólo era conocido puntual y superficialmente. Y los psicopedagogos ¿dónde están?

5 comentarios:

603534 dijo...

Dicen los periódicos que este chico llevaba seis años planeando la matanza, ¿nadie se dió cuenta?, ¿nadie oyó nada?.
¿Dónde quedan los sentimientos?
¿En el ámbito escolar dejamos de ser personas y nos convertimos en números?, ¿en objetos de enseñanza de meros conocimientos académicos?.
A mi también me preocupa que estos casos se extiendan y el currículum se diseñe en base a conocimientos técnicos y no se valoren los conocimientos humanos y emocionales.

Marcos dijo...

Recuerdo que cuando yo iba al colegio, al terminar las clases por la tarde, mis compañeros y yo pasábamos algún tiempo jugando en el parque mientras merendábamos. Nuestras madres se sentaban cerca para vigilarnos y mientras tanto hablar entre ellas. No era mucho tiempo, pero era suficiente para que nosotros nos conociésemos más y que ellas pudieran intercambiar alguna idea, preocupación o hablar de moda mismamente.
Ahora (puede que me equivoque), las madres y padres tienen mucha prisa como para estar un rato sentados y preocuparse por los aompañeros de sus hijos o la familia de estos. Están muy cansados como para "perder" el tiempo con sus hijos en la calle.
Así es más difícil darse cuenta de las cosas.

Javier dijo...

Es obvio que algo se escapa de la cobertura de nuestro admirado PISA. El sistema de indicadores puede ser eficaz en la medida que tratemos a las personas como objetos...

Nos olvidamos que en educación tenemos que Educar y no sólo instruir, pero volvemos a una historia un tanto conflictiva... ¿A quién le corresponde esta función¿?¿? ¿Solo a los padres?

La formación de los profesores en Finlandia es considerablemente más exigente que en nuestro país, y probablemente salen trabajadores más cualificados, pero hay cosas que se escapan...

Anónimo dijo...

Yo no justifico lo ocurrido en Finlandia...pero comprendo que un adolescente puede estar hasta las narices de sus profesores por múltiples razones. Personalmente sufrí a un grupo de profesores en el Instituto Pedro de Luna que me hicieron la vida imposible; tuve que cambiarme de instituto para poder acabar mis estudios. Algunos alumnos sufrimos una auténtica persecución, por nuestras ideas, por inquietudes...ni nuestras buenas notas, ni nuestro rendimiento les era suficiente; nos querían someter a su "estilo". Nosotros no cedíamos. Ellos afirmaban que nuestro sitio no era ese, que una FP era más adecuada a nosotros... Menos mal que conmigo no lo consiguieron.
Pero algunos, desesperados, no volvieron a estudiar y eran personas muy válidas.

¿Cómo se le puede negar la asistencia a clase a un alumno con una media de 7,5 y mayor de edad? Pues lo consiguieron con muchos...Pérdida de la evaluación continua, la llamaban, en base a un reglamente interno que aplicaban estrictamente desde su perspectiva y ambiguamente...Así, se nos quitaban de encima...
Algunos tuvimos depresiones, otros aislamiento, otros odio. Eso es lo que genera que un día se te crucen los cables y vayas a por quien te está molestando, o que la pague el que menos debería... Repito no lo justifico, pero hay que estudiar cada caso, que seguro hay más datos que dan los motivos de actuación de cada individuo...

Enrique García dijo...

Hola Anonimo: He encontrado este texto de una periodista, que me parece muy apropiado para contestar a tu primer párrafo: "Pero, alguien dispuesto a apretar un gatillo o a poner una bomba contra un semejante por pensar de distinta manera, no es normal ni un sólo segundo de ningún día, incluso cuando hace el amor ofende al género humano"