viernes, 5 de diciembre de 2008

Autoritarismo


No sé por qué me vino este pensamiento. Como soy bastante limitado, he decidido hacer una clasificación para intentar entender este fenómeno que, en muchas ocasiones, pasa por delante de nosotros de forma sutil.
a) Autoritarismo de la fuerza física
b) Autoritarismo de la razón frente a la razón matemático - democrática. (1)
c) Autoritarismo del maltrato o del abuso psicológico.

(1) La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero .

Autoritarismo se opone a la autoridad del sabio que es capaz de convencer, no de vencer con su saber y que es inmisericorde con quienes tienen menos competencias intelectuales. Pero éstas no son suficientes también son precisas competencias sociales y humanas para tener autoridad ante los ignorantes, los débiles o los inocentes.

5 comentarios:

Raquel dijo...

Hasta el personajillo del dibujo me recuerda a un profesor...

¡¡No sé como aguantaban los de antes si yo casi casi ya no puedo más con esto!!

Dr_solaris dijo...

Pues matizo...o amplío...no sé, o me hago un lío...pero esto es lo que dejo, el tema es difícil:


Autoridad del latín: auctoritas, sinónimo de poder legítimo y no de fuerza coactiva.

En política:

Sistema político: más peso del mando y menosprecio del consenso.

En ocasiones erróneamente se opone el término autoritarismo a democracia...pero esto no debería ser así...nuestras democracias utilizan el autoritarismo en todos los aspectos de la legitimidad de sus leyes...(deja de pagar a Hacienda y verás el autoritarismo de la democracia...) El Estado de Derecho va construyendo un sistema autoritario, "recortando" libertades. Un ejemplo, en la dictadura, por un delito administrativo: a la cárcel...con la democracia desapareció esta pena...pero poco a poco, esto vuelve, se recrudecen los delitos administrativos...para reforzar el propio sistema democrático...(ojo, que no estoy haciendo apología de la dictadura, ni diciendo que sea mejor...estoy comparando datos objetivos...todo sistema político tiende a ejercer fuerza...que el ciudadano sufre, a pesar, de haber sido el propio ciudadano el que ha votado a sus legisladores...(paradojas de la democracia).


(Para saber más, lectura obligada de la "Quiebra de las democracias" de J. Linz. y "Autoritarismo y Totalitarismo" también de Linz.)

Persona autoritaria:

Según el Dr. Wayne Dyer: la persona autoritaria se caracteriza por su intolerancia a la ambigüedad, necesita que las cosas se definan específicamente y que las cosas se hagan a su manera: "Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar". Amigo-enemigo, bueno-malo, etc. Esto recuerda a EEUU...y al señor Bush... Otra democracia plagada de autoritarismo...

Sobre J. Linz: http://drsolaris.blogspot.com/2008/05/la-quiebra-de-las-democracias.html

Otra paradoja:

No hay democracia sin consensos;

no hay consensos sin deliberación;

no hay deliberación sin palabras...

la deliberación con palabras es retórica...

la retórica, o más bien su efecto, efecto retórico, intenta que una persona se mueva de una postura a otra. Intenta obligar a vencer su natural resistencia a un hecho, por tanto a forzar su voluntad.

A que no ya no nos parece todo tan democrático...´

jejejej espero que dudéis...y necesitéis dos o tres lecturas...ejjejeje

Un saludo...

603534 dijo...

La verdad es que el blog es para reflexionar, y el post de dr.solaris como siempre para darle unas cuantas lecturas, pensaré sobre esto el largo finde. De todos modos, yo que he vivido bajo dictadura y con padres muy autoritarios casi aborrezco cualquier tipo de autoridad, por eso a veces me rebelo aunque sea sin causa, supongo que es un defecto. Acabo de darme cuenta de que a lo mejor por eso le tengo tanta manía al examen clásico, lo veo como una prueba de autoritarismo, te examino (interrogo) según lo que yo creo que tienes que saber.Te obligo a aprender lo que yo quiero que aprendas y te evalúo sobre eso.
Buen fin de semana.

Raquel dijo...

Querido/a 603534, estoy totalmente de acuerdo contigo. Sé que el examen es una manera de evaluar, que es una cosilla más, forma parte de evaluación continua,...

Pero siempre siempre está "ahí" en nuestra cabeza que es como una amenaza, que nos valora solamente a través de esto... por eso estamos estresados, nerviosos en las épocas de exámenes y en las oposiciones!

En fin... Tenemos que "autoconvencernos" que no es nada, que es una tontería y de alguna manera nos sale mejor! Deberíamos decir que nos encantan los exámenes! A ver qué tal nos salen, jeje. Hay gente que le gusta examinarse como a Ramón Campayo!! Yo no debo ser tan lista como él porque todavía no me gusta hacer exámenes! aunque ya los haya hecho mil veces...

Besicos, colegas. ¡Ya nos veremos a ver por aquí, en el bar-blog!

P.D. Drsolaris, qué cosas no sabes?? jejej.

Javier dijo...

Pienso que la autoridad del profesor debe ser dada por los alumnos, y no generada por él mismo mediante la fuerza física, sus conocimientos, el maltrato psicológico o el miedo a lo que pueda pasar si no se hace lo que él dice.

La autoridad se la tiene que ganar el maestro haciéndose querer por los alumnos, preocupándose por ellos, y mostrando un interés por que entre todos el proceso educativo se lleve a cabo de la mejor manera posible. Debe hacer presente que es por ellos y no por él por lo que está en el aula.